¿La carne nos mata? Calculan cuántos años prolonga la vida renunciar a la carne

Científicos descubrieron que los que siguen una dieta vegetariana durante más de 17 años viven 3,6 años más y que la tasa de mortalidad por todas las causas es más alta para los que comen carne.

Tras analizar los datos de seis estudios a gran escala que evalúan los efectos de la carne y las dietas vegetarianas en nuestra salud, médicos de la clínica Mayo (Arizona, EE.UU.) han descubierto que el consumo de carne roja a diario, sobre todo la carne procesada, aumenta los riesgos de mortalidad por todas las causas.

Los resultados de la investigación con el fin de proporcionar recomendaciones a los médicos de cabecera sobre si tienen que desaconsejar a sus pacientes el consumo de carne han sido publicados en la revista ‘The Journal of the American Osteopathic Association’. Los estudios, que se basan en el análisis de los datos de más de 1,5 millones de personas a lo largo de desde 5,5 hasta 28 años, sugieren que es mejor limitarlo. Los científicos también descubrieron que los que siguen una dieta vegetariana durante más de 17 años viven 3,6 años más.

“Estos datos aportan a lo que ya hemos sabido durante mucho tiempo, que la dieta tiene un gran potencial para dañar o curar”, comentó Brookshield Laurent, profesor del Instituto de Medicina Osteopática de Nueva York (NYITCOM), citado por el portal Science Daily. Laurent agregó que el estudio ayudará a los médicos de cabecera a explicar a los pacientes el importante papel de la dieta y mejorará la medicina preventiva.

@Skathmora

Advertisements

Los ‘niños solares’: La misteriosa enfermedad de dos hermanos que quita el sueño a los científicos

Dos niños paquistaníes llevan una vida normal durante el día, pero al caer la noche les ocurre algo insólito

Médicos de Pakistán están desconcertados ante el extraño y brusco decaimiento físico que afecta a dos niños 9 y 13 años cuando se pone el sol. Durante el día son dos chicos normales, activos y enérgicos como cualquiera de sus compañeros, pero cuando la noche se aproxima, su vitalidad ‘se apaga’ y son incapaces de moverse o de hablar y caen en una especie de estado vegetativo, informa ‘The Daily Mail’.

Los dos hermanos paquistaníes, Shoaib Ahmed y Abdul Rashid, ya han sido bautizados como ‘niños solares’, ya que, como creen sus padres, parece que obtienen su energía del sol.

Javed Akram, profesor de medicina del Instituto de Ciencias Médicas en Pakistán, confiesa que desconoce las causas del fenómeno. “Tomamos este caso como un desafío. Los médicos hacen pruebas para determinar por qué estos niños permanecen activos durante el día pero no pueden abrir los ojos, hablar o comer cuando cae la noche”, comenta.

Según explica, el Gobierno está proporcionando atención médica gratuita a los hermanos, ya que vienen de una familia pobre.

En la capital del país, Islamabad, los hermanos están siendo sometidos a exhaustivos ensayos médicos y sus muestras de su sangre han sido enviadas a científicos de todo el mundo para realizar exámenes. Paralelamente, los expertos estudian el medio en el que viven, recopilando muestras de tierra y de aire en la zona donde reside la familia cercana a Quetta, capital de la provincia de Baluchistán, cerca de la frontera de Afganistán.

Mohammad Hashim, padre de los niños, está convencido de que sus hijos obtienen la energía “del sol”. El hombre tiene otros dos hijos pero éstos no han manifestado ningún síntoma inusual. Él y su esposa son primos hermanos y dos de sus seis hijos murieron a una edad temprana.

Los médicos descartan la ‘hipótesis solar’ alegando que los hermanos pueden moverse durante el día aunque estén encerrados en un lugar oscuro.

@Skathmora

Joven por siempre !

Muchas personas parecen mayores de lo que son, mientras que otras aparentan ser más jóvenes. La razón de ello podría haberla encontrado un grupo internacional de científicos que ha publicado los resultados de un estudio genético de la edad que reflejamos. Los científicos han descubierto el gen responsable del envejecimiento del rostro, encargado de producir el pigmento que oscurece la piel.

En el estudio, cerca de 100.000 personas observaron más de 4.000 imágenes faciales y compartieron su impresión de la edad percibida. Los datos fueron comparados con cerca de 8 millones de variaciones de ADN para establecer la correlación entre la edad percibida y la genética del ser humano.

Como resultado, se encontró que las variaciones del gen MC1R hacen que algunas personas se vean más jóvenes que otras de la misma edad. Este gen es el responsable de sintetizar la melanina, un pigmento que aumenta la capacidad de defensa de la piel.

Los científicos consideran que el descubrimiento del gen de la ‘edad percibida’ permitirá ampliar las investigaciones para encontrar mayores relaciones entre el mapa genético de las personas y la edad que aparentan. Esto ayudará al ser humano a profundizar su conocimiento en su búsqueda de la eterna juventud.

@Skathmora

¡Despierte!: El exceso de sueño aumenta la probabilidad de sufrir enfermedades cardiacas

Un nuevo estudio, realizado por científicos noruegos de la Universidad de Ciencias y Tecnología, ha demostrado que las personas que duermen más de ocho horas o menos de cuatro horas por la noche se enfrentan a un mayor riesgo de morir por enfermedades cardiacas.

Para realizar el estudio, los investigadores recabaron información de 400.000 adultos taiwaneses que se hicieron chequeos médicos entre 1994 y 2011. Las personas que duermen ocho o más horas son un 34% más propensos a sufrir este tipo de enfermedades y los que duermen menos de cuatro horas lo son en un 35%.

“No sabemos qué mecanismo puede explicar una relación causal directa entre la duración del sueño y el mayor riesgo de morir por enfermedad cardiaca”, declaró la autora principal del estudio, la doctora Linn Beate Strand.

Además, los resultados demostraron que las mujeres corren mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas que los hombres.

“Las mujeres son más propensas a sufrir problemas de sueño que los hombres, y los estudios anteriores también han demostrado que las mujeres que duermen poco o mucho pueden correr mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares”, aseguró la investigadora.

@Skathmora

Los científicos desentrañan la ‘crisis mundial de sueño’

Un estudio revela que la presión cultural influye más que los hábitos naturales circadianos a la hora de irnos a dormir, y que los habitantes de Japón y Singapur son los que menos duermen.

a presión cultural podría estar acortando el tiempo que invertirmos en dormir, anteponiéndose a los ritmos naturales circadianos, alterando nuestros hábitos y creando “una crisis global del sueño”, según concluye un nuevo estudio publicado por la revista ‘Science Advances’ llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Michigan, EE.UU. El análisis también revela qué países son los que menos duermen.

El estudio indica que los habitantes de Japón y Singapur son los que menos duermen (un total de siete horas y 24 minutos al día de promedio); mientras que los holandeses duermen un total de 8 horas y 12 minutos. Por su parte, Alemania se encuentra por debajo del promedio de los países en los que se realizó el estudio con 7 horas y 45 minutos.

El objetivo del estudio, llevado a cabo en 100 países, era conseguir una mejor comprensión sobre cómo las presiones culturales pueden imponerse a los ritmos biológicos. Gracias a una aplicación, los expertos también lograron descubrir que los hombres de mediana edad son los que menos duermen. Por otra parte, las mujeres duermen al menos media hora más que los hombres.

Según indican los expertos, cada media hora de sueño supone una gran diferencia en relación al rendimiento del cerebro y la salud a largo plazo.

“Todos los casos indican que la sociedad regula el horario de sueño (la hora a la que nos acostamos), mientras que el reloj interno regula la hora de despertarse, por lo que irse a dormir más tarde va asociado a pérdida de tiempo de sueño”, indica Daniel Forger, coautor del estudio. Según el experto, las presiones sociales debilitan o enmascaran de alguna manera los ritmos biológicos, haciendo que las personas retrasen el momento de irse a la cama.

La falta de sueño puede conducir a un aumento del riesgo de obesidad, de contraer diabetes o de padecer problemas cardíacos. Pero eso no es todo, ya que advierte Forger- “si usted ha dormido poco, puede realizar todas sus actividades igual que cuando está borracho”.

@Skathmora

One of Russia’s biggest holidays is a WWII anniversary Americans don’t think about

To most Americans, the anniversary of the defeat of Nazi Germany slips by unnoticed. To Pavel Elfimov, it’s among the biggest holidays of the year.

Ask any Russian about their family’s World War II experiences and the answer, almost invariably, is one of suffering and battlefield service. Unlike the United States, which had two oceans that largely insulated it from attack after Pearl Harbor, Russia was besieged, bombed, invaded and re-invaded during World War II. Then the Red Army swept toward Berlin and played a key role in toppling Adolf Hitler.

“You have Thanksgiving. We have Victory Day,” said Elfimov, 44, who came with his family this week to a nighttime rehearsal for Moscow’s annual Victory Day Parade. The procession is a bristling display of military might that sweeps down some of the capital’s most exclusive streets before rolling through Red Square in front of the Kremlin elite.

Russian President Vladimir Putin revived the Soviet-style tank parade in 2008, seeing the day as a way to rally citizens around the flag. But despite the hundreds of missile launchers, warplanes and antiaircraft guns that roll through Red Square every year, many Russians say that the true meaning of the holiday is more personal, 71 years after the end of the war.

“In Russia there are very few families who weren’t touched by it,” said Elfimov, who added that both of his grandfathers fought in the war and that one of them died shortly afterward, his resilience destroyed by combat.

Of more than two dozen people approached at the rehearsal, all had a parent, grandparent or great-grandparent who fought in the war. Most said at least one direct ancestor died in the fighting. Soviet losses were immense — most historians estimate the Soviet death toll between 27 million and 28 million people — and the oldest generation of Russians still has aching memories of wartime starvation.

“It was impossible,” said Irina Kravchenko, 60, who said that 300 of the 500 people living in her small town in the Ural Mountains at the time of the war headed off to combat. Her grandfather never came home from the fighting, she said, a memory she wanted to make sure she passed down to her grandchild, who along with her daughter-in-law was watching soldiers on antiaircraft missile systems prepare for the parade.

“The memory of service was so tough. There was an inner strength,” Kravchenko said about the townspeople who returned from war. “They didn’t like to talk about their experiences.”

World War II tends to be remembered in the United States as a victory by Americans, with the Red Army acting more or less as an adjunct. Russian memories are focused on their own sacrifices. As the veterans have died, their children and grandchildren have started to march on Victory Day, holding their photos, separately from the martial parades. That started as a nonpolitical movement in 2012, and has since been embraced by the Kremlin.

Critics of Putin’s Victory Day celebrations say that he has turned the anniversary into a politicized event that serves the state more than the memories of the people who suffered in the war. Veterans once gathered to drink on the holiday and remember fallen comrades. Now the main focus is on the military parades, which this year will feature advanced warplanes streaking over the Kremlin as intercontinental ballistic missiles plod through Red Square. Fascism, too, has taken on new meanings, with the term routinely lobbed by the Kremlin at Ukraine’s new leaders. Commemorating the World War II victory burnishes Putin’s efforts to garner domestic support for tough policies toward his neighbor.

And few history textbooks take a critical view of Stalin’s performance during the conflict, known here as the Great Patriotic War. Largely forgotten is the 1939 Molotov-Ribbentrop Pact between the Soviet Union and Nazi Germany that allied Joseph Stalin with Hitler before Germany launched a surprise attack in 1941. The suffering Stalin inflicted on his own people, along with the pain the Red Army inflicted on Eastern Europe as it fought its way toward Berlin, goes unmentioned.

But some people who turned to Moscow’s streets to honor their ancestors sought to distance the martial parade from any modern military meaning.

“It’s two separate stories,” said Nadezhda Sklyar, 27, whose 4-year-old son, Sebastian, was asking soldiers questions about their military equipment as he waited for them to start their rehearsal. “My grandfather served. He was gravely wounded in Leningrad. My other grandfather was a Bel­arusan partisan,” she said.

“I grew up with this,” she said. “I hope my son has these memories, too.”

“To him, it’s interesting, these tanks,” Sklyar said of her son. “Thank God they’re not used now. I’m worried about war,” she said. However, any conflict between Russia and the West would be nuclear, so the hardware in the parade would be of little relevance, she said.

Many soldiers who are on active duty look to their families’ war histories as inspiration.

“Everyone in my family has served,” said Ivan Medvedev, 23, an enlisted soldier in an airborne battalion who was drinking a cup of coffee with his fiancée while waiting for the parade rehearsal to start.

Medvedev’s great-grandfather served in the Soviet navy, he said. His great-grandmother was a nurse. His father fought in Afghanistan, and his brother was in Chechnya. Medvedev said that he is posted in Moscow for now — and with his wedding coming up, he didn’t seem eager to leave.

Medvedev said he was happy to be able to mark the anniversary on behalf of the members of his family who had fought in war, but he was mindful that World War II was sometimes about sacrifice more than glory.

“My great-grandfather served in the fleet,” Medvedev said. “It was really hard for him to talk about it.”

https://www.washingtonpost.com/world/europe/one-of-russias-biggest-holidays-is-a-wwii-anniversary-americans-dont-think-about/2016/05/06/9c14204c-113f-11e6-a9b5-bf703a5a7191_story.html

@Skathmora

 

 

!Salvar la vida de muchos

La neumonía provocó en 2015 casi un millón de muertes entre menores de cinco años. Un nuevo dispositivo calcula de forma automática las respiraciones por minuto de los pequeños para detectar posibles casos de una manera sencilla y eficiente. La herramienta ha sido diseñada por la Unidad de Innovación de la División de Abastecimiento de Unicef.

Durante 2015, la neumonía causó casi un millón de muertes (922.000) de niños menores de cinco años, lo que supone el 15% de todas las causas de mortalidad de esta franja de edad en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La neumonía supone el 15% de las muertes de niños menores de cinco años en todo el mundo

“La neumonía es una enfermedad olvidada y, sin embargo, es la que más niños mata”, explica a Sinc Kristoffer Gandrup, director del equipo de Innovación de la División de Abastecimiento de Unicef, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infanciaque ha creado un nuevo dispositivo para detectar esta afección.

Frenar la pérdida de vidas jóvenes es uno de los objetivos principales de Unicef y del equipo liderado por Gandrup. “Nuestra tarea es destinar un presupuesto de miles de dólares para aprovisionar a los países del Tercer Mundo con suministros de emergencia como alimentos, medicinas y tecnología que ayuden a mejorar la vida de las personas desfavorecidas”, explica el director.

La neumonía es una enfermedad causada por diversos agentes infecciosos –virus, bacterias y hongos– que afecta a los pulmones. En el interior de estos se encuentran unos sacos diminutos, llamados alvéolos, que absorben el aire respirado y traspasan el oxígeno a la sangre. En los enfermos con neumonía estas bolsas se encuentran irritadas, inflamadas y llenas de líquido y pus, lo que les provoca dolor y dificultad al respirar.

Innovación para la neumonía

Unicef ha diseñado un nuevo dispositivo de ayuda al diagnóstico de la infección respiratoria aguda (ARIDA), que facilita a los trabajadores de la salud de los países en vías de desarrollo el diagnóstico de neumonía de forma eficiente y segura.

“El mundo en el que vivimos está cambiando constantemente gracias a los avances tecnológicos. Queremos que este desarrollo también llegue a los sectores más desfavorecidos para que puedan beneficiarse de él y tratar así de minimizar la brecha tecnológica”, comenta Gandrup a Sinc en una conversación telefónica.

El método de diagnóstico ideal para detectar la neumonía es una placa de tórax, pero la escasez de recursos de los países subdesarrollados les obliga a tomar otra alternativa: contar las respiraciones por minuto.

La frecuencia respiratoria de un niño de cinco años es de 15 a 25 exhalaciones por minuto, mientras que la de uno con neumonía se acelera llegando a exhalar más de 60 veces al minuto.

Esta tarea puede parecer sencilla, pero se complica en las poblaciones con un frágil sistema de salud, en las que los médicos son sustituidos por trabajadores comunitarios de salud (TSC), vecinos formados para tratar determinadas patologías. Para los TSC, contar las pulsaciones es un trabajo costoso, pues a la vez deben controlar el tiempo y observar al paciente. Un método complejo incluso para profesionales de la salud cualificados.

lavado de manos

Tres niñas sirias siguen las instrucciones de la demostración sobre el lavado de manos celebrada en una escuela de Domiz, el campamento para refugiados sirios instalado en la provincia de Dohuk, Iraq. / Unicef

“Descubrimos que muchos niños mueren porque son mal diagnosticados y reciben el tratamiento contra otras enfermedades que no tienen –como malaria–, lo que retrasa el acceso al tratamiento apropiado y aumenta el riesgo de desarrollar formas graves de neumonía. Por ello hemos desarrollado un nuevo dispositivo que detecte esta afección de forma efectiva y autónoma”, afirma Gandrup.

Esta herramienta permite medir automáticamente el ritmo de respiración de niños y niñas posiblemente afectados con neumonía, solamente colocando el instrumento en el pecho del pequeño.

“Creemos que este dispositivo es una pieza fundamental en la detención de las muertes por neumonía. Sabemos que hay otras enfermedades –como la malaria o la diarrea– que también tienen una elevada tasa de mortalidad infantil, pero sus síntomas son tan claros que no necesitan ningún dispositivo para detectarla”, explica el director.

Más incidencia en ambientes desfavorecidos

El dispositivo permite medir automáticamente el ritmo de respiración de niños y niñas posiblemente afectados con neumonía

En los países ricos, la neumonía suele afectar a personas de edad avanzada o con otros problemas de salud añadidos, pero en el resto del mundo, son los pequeños las principales víctimas de esta enfermedad.

La mayoría de los niños sanos pueden superar esta patología mediante sus defensas naturales. Pero en los sectores desfavorecidos, la incidencia de factores de riesgo, como la ausencia de lactancia materna, la desnutrición, la contaminación del aire o el bajo peso al nacer, ocasiona que el sistema inmunitario de los niños funcione por debajo de lo normal y no sea capaz de vencer la enfermedad sin ayuda de fármacos.

Si a esto se suma la escasez de recursos, de personal médico y el bajo acceso a los sistemas de salud, se consigue que solo un tercio de los niños con neumonía reciban el tratamiento con antibiótico que necesitan.

Muertes_neumonías

Fuente: IHME Policy Report 2014

Sobre el terreno en 2017

Unicef está trabajando para que los dispositivos lleguen lo antes posible al terreno. “Esperamos que estén disponibles a principios del 2017. Uno de ellos ya está operativo incluso para comercializar, pero aún falta testarlo a lo largo de este año”, señala Gandrup.

Más del 70% de las muertes infantiles por neumonía se producen en diez países de África subsahariana y de Asia sudoriental

Según la OMS, más del 70% de las muertes infantiles por neumonía se producen en diez países de África subsahariana y de Asia sudoriental: Etiopía, India, Pakistán, Nigeria, República Democrática del Congo (RDC), China, Indonesia, Tanzania, Kenia y Afganistán.

“Los primeros países a los que lo suministraremos serán Etiopía, Bolivia y la RDC, seguidos de un gran número de países en desarrollo, alrededor de 20, que han expresado interés en trabajar con este nuevo dispositivo”, apunta Gandrup.

La tecnología usada para la producción de estos dispositivos está basada en los acelerómetros, unos sensores que poseen la mayoría de los smartphones. “Una técnica muy avanzada, pero económica. Los dispositivos más baratos costarán alrededor de 35 dólares y los más caros rondarán los 250 dólares, precios que bajarán en cuanto se desarrolle más su producción”, añade.

La vacunación, un pilar contra la neumonía 

Existen diversas medidas para prevenir la mayor parte de los casos de neumonía: lavarse las manos regularmente con agua y jabón, taparse la boca y la nariz al estornudar o ventilar el hogar. Pero la principal arma contra esta enfermedad es la inmunización, tanto con vacunas antineumocócicas –también contra meningitis, sinusitis y bronquitis, entre otras– como con antigripales.

Introducir la inyección antineumocócica en los calendarios de vacunación –sobre todo de los países con más afectados por neumonía–, aceleraría el progreso hacia la reducción de las muertes infantiles. Sin embargo, a finales de 2014, esta vacuna solo se había introducido con una cobertura mundial estimada del 31%.

La OMS aprobó en 2012 el Plan de Acción Mundial sobre vacunas que tiene como objetivo principal acabar en 2020 con las brechas de la inmunización, ya que según datos de marzo de 2016, 18,7 millones de lactantes de todo el mundo aún no reciben las vacunas básicas que evitarían entre dos y tres millones de muertes cada año.

By @Skathmora