Estudio demuestra que los cerebros no pueden categorizarse en “masculino” y “femenino”

Un reciente estudio ha demostrado lo que se sospechaba desde la época de Kinsley: No existen diferencias significativas entre los cerebros de los hombres y los cerebros de las mujeres.

El estudio, que ha sido publicado en la revista PNAS, recopiló otros estudios realizados a más de 1400 cerebros de hombres y mujeres; y encontró que más que “dos cerebros” lo que hay es un “mosaico de cerebros”.  Es decir, analizaron varios estudios que pretendían identificar las diferencias entre los cerebros “femenino” y “masculino” y lo que encontraron fue que no existe tal categorización en la realidad.

La Dra Daphna Joel, autora principal del estudio comentó que a diferencia de lo que ocurre con los genitales (donde el 99% de las personas tiene genitales masculinos o femeninos y solo unos pocos, los llamados intersexuales, tienen órganos genitales cuya forma está entre las formas masculina o femenina) con los cerebros, sin embargo, el hermafroditismo es la norma.

“Más bien, lo que hay son muchos tipos de cerebros”, afirma la Dra. Joel. “Además, el tipo de cerebros que solo presentan características más prevalentes en los hombres que en las mujeres son muy raros, tan raros como el tipo de cerebros con un perfil que predomine entre las mujeres”, añade.

Esto quiere decir que son muy pocas las personas que tienen cerebros que encajan en lo típicamente “femenino” o “masculino” y que en realidad las personas tenemos cerebros que tienen una mezcla de características.

Sus comentarios se fundamentan en la recopilación de neuroimágenes de varios proyectos científicos. Las cuales se tomaron con distintos métodos y tecnologías para evitar sesgos. Uno de los estudios se obtuvo utilizando la tecnología VBM (morfometría basada en voxel) que permite medir el volumen de 116 áreas del cerebro.

Aunque si se encontraron ligeras diferencias en los dos lados del giro frontal superior, del núcleo caudado o los dos hemisferios del hipocampo; estas no llegan a ser lo suficientemente significativas para ser consideradas.  Es decir, comprueban nuevamente que pensar que hombres y mujeres tenemos cerebros distintos (con los que nacimos) y por eso somos diferentes, es ¡un mito!

Este estudio hecha por tierra la creencia del siglo pasado de que existen grandes diferencias entre hombres y mujeres, a nivel cerebral. Ni los hombres de Marte, ni las mujeres de Venus. Nuestros cerebros son más plásticos y más dependientes del ambiento de lo que muchos de nosotros (y muchos científicos) pensamos, El género se construye.

Fuente: PNAS: “Sex beyond the genitalia”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s